top of page
Buscar

Rapa Nui

Bitácora del Capitán. En Rapa Nui, 31 de diciembre, 2023.


Vista de Ahu Tahai - Rapa Nui
Vista de Ahu Tahai - Rapa Nui

Sobre cómo titular este post, pienso mientras almuerzo y observo al Beau mecerse tras unas palmeras anclado a la distancia en un mar azul y bajo un cielo celeste … simplemente Rapa Nui. Rapa Nui es “Rapa Grande” pero además significa aguas azules, cielo celeste, preciosos y míticos rincones cargados de historia y de misterio.





A quién se le puede ocurrir almorzar un bife a lo pobre en Rapa Nui?, pues clarísimo, a alguien que piensa que muy probablemente va a seguir comiendo principalmente mucho atún y otros pescados por los próximos meses.


La estadía en la isla ha sido maravillosa, junto con visitar lugares que no conocía, he podido reencontrarme con gente a quienes les tengo un gran respeto y un cariño especial. Hoko debe tramitar su pasaporte, lo que nos da un buen tiempo para hacer otras cosas como preparar al Beau para la siguiente singladura, programar y desarrollar actividades relacionadas con el proyecto, pasar tiempo con amigos y, simplemente relajarse y disfrutar de la isla, sus bellezas y de la especial energía que nos dará.


Ya pasó el festival de Taputapuatea. Muy pintoresco e interesante, las delegaciones de distintos rincones de la Polinesia no solo le dieron colorido y diversidad a esta fabulosa reunión, sino que contribuyeron además a darle a Rapa Nui y a su pueblo, un contexto polinésico al que definitivamente pertenecen. Pensaba yo mientras disfrutaba del espectáculo; una lengua distinta pero muy parecida, ropas y colores similares, costumbres y hábitos similares, cada uno de estos pueblos es una interesante muestra de las distintas etapas de la migración y el proceso de poblamiento hacia el oriente. Rapa Nui, es la última expresión insular y la última etapa de este “viaje fantástico” por la polinesia, que luego algunos navegantes aventureros y osados continuaron hacia lo que sería a la postre Chile continental. Así las cosas, la semilla del pueblo Polinésico se abre paso silenciosa y muy orgullosamente, entre el rico y diverso legado que constituye nuestro fundamento genético como chilenos.


Pan de Pascua
Pan de Pascua

Hay tanto por descubrir aún de Rapa Nui, tantos misterios sin resolver que dejan espacio a la especulación y proliferación de “versiones libres” y algunas creaciones muy curiosas, que circulan como explicación de aquellos fenómenos que los científicos aún no han sido capaces de develar.







La labor central y quizás la más importante que nos tocará realizar zarpando desde Rapa Nui, será recorrer la ruta que navegaron nuestros ancestros polinésicos para alcanzar Rapa Nui y posteriormente el continente sudamericano. Esta ruta nos llevará al que, según la mitología, es el punto desde el que se pobló la polinesia oriental, el lugar sagrado de Taputapuatea en la isla de Raiatea. Llevaremos una ofrenda a nombre de todo el pueblo chileno pero muy especialmente de nuestros hermanos Rapa Nui, para ser solemnemente depositada en Taputapuatea.


El fondeadero en Hanga Roa es “caprichoso”. Es normalmente protegido de los vientos de componente este, que suelen soplar en los meses de verano. En esta época del año los vientos del weste, de cierta magnitud y que soplan por períodos extensos son raros, sin embargo, aún posibles. Cuando se da esa situación, las embarcaciones deben levar ancla y buscar refugio temporal en el otro lado de la isla.


El desembarco y embarco en el “dinghy” o bote de goma es una verdadera aventura de todos los días. Este se hace en la caleta o muelle Hanga Roa, donde normalmente hay que esperar el momento adecuado para no entregarse a las fauces de una ola, lo mismo al salir de la caleta. Los pescadores y las empresas de turismo o buceo usan unas embarcaciones grandes de fibra con motores de potencia apropiada para realizar esta maniobra rápida y hábilmente entre las olas. En el caso nuestro, debemos enfrentarnos al momento con mucho cuidado y paciencia.


Playa Anakena - Rapa Nui
Playa Anakena - Rapa Nui

Nos quedan aún varios días en la isla. Durante estos, desarrollaremos actividades muy interesantes sobre las que les contaré a la brevedad.


Escribo estas líneas abordo del Beau, cuando el año se apresta ya a partir. A nuestros patrocinadores y auspiciadores, la Armada de Chile y a ASIMAR S.A., muchas gracias por apoyarnos y creer en nosotros.





Muy especialmente a todos quienes nos siguen y acompañan virtualmente en esta travesía y gran proyecto, les deseo un año 24 lleno de satisfacciones y amor. A todos, vientos a un largo, un gran abrazo y muchas gracias por navegar junto a nosotros en el Beau Geste.

 

 

 

 

 

 

 

132 visualizaciones3 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page